CONTENIDO ADULTO, POR LO TANTO SÓLO PARA MAYORES DE 18 AÑOS.

Si sos menor de 18 años, favor de clickear acá

Les doy la bienvenida a Mi página personal. Aquí podrán encontrar una especie de Diario de Mi vida, y Mi visión del mundo BDSM. También podrán hallar relatos de Mis sumisos y en menor medida Imágenes de Mis sesiones.
Espero que disfruten al leerlo tanto como yo al escribirlo.
Versión en inglés de Reina Oscura Dark Queen

viernes, 17 de agosto de 2007

The sweetest thing...

Dicen que soy la más dulce... y no quiero que por eso Mis lectores crean que soy menos estricta o severa así que tuve que ponerle remedio a la situación. A continuación un mail de agradecimiento de michifuz{ } a Diosa Celina por la información suministrada, sobre el amargo castigo proporcionado al michifuz{ }. En gris Mis aclaraciones.

Sra Celina, siguiendo las instrucciones de Mi Dueña, Mi Reina Ursula, me pongo en contacto con Ud para agradecerle la información que le suministró a Ella sobre el producto para untar en la lengua. Como castigo por haber llegado tarde, Mi Reina me hizo arrodillar sobre maíz y, mientras estaba así arrodillado, me ordenó sacar la lengua. Tomó un pequeño frasquito con el queme aplicó el líquido sobre la lengua. Al principio pensé que era esmalte de uñas, luego acetona con un olor y sabor un poco ácido, pero enseguida mi boca se volvió amarga, muy amarga. Y la boca se me empezó a llenar de saliva. Como no quería tragar la saliva porque desconocía el efecto que podría tener ese líquido en mi cuerpo, cuando no podía contener más saliva en la boca, tenía que descargarla en mi mano. Nunca pensé que se podía generar tanta saliva durante tanto tiempo. El gusto no se iba, no importa cuanto salivara. Y el maíz en las rodillas no ayudaba. Mi Reina, cómodamente recostada en el jacuzzi, me pregunta si aún pienso que vale la pena estar a su lado. Y sin la menor duda, con dificultades para hablar con mi boca así, le respondo que por Ella aguantaría muchísimo más. Y que estar allí con ella bien valía ese castigo.Mi Reina me da a elegir cual de las dos torturas suspender (enjuagarse la boca o el maíz) y, creo que erróneamente, elijo suspender la del maíz. Así que sigo arrodillado, sin el maíz, como una fuente inagotable de saliva amarga, avergonzado por no poder controlar eso delante de Mi Dueña. En eso, me manda a buscar un jabón, de esos chiquitos. Lo parte al medio y me lo pone en la boca. Ahora, la saliva ayudaba a disolver el jabón. Yo trataba de no tragar, pero creo que algo tragué, aunque fue mucho más lo que chorreó de mi boca al piso, mientras Mi Reina se reía de mí y se divertía con su perrito. Me pareció una eternidad el tiempo que Mi Reina me hizo tener el jabón en la boca, por lo incómodo que era y el gusto asqueroso que tenía en la boca. Pero había algo que me torturaba aún más: con ese gusto en la boca, Mi Dueña no iba a querer ni un solo beso más mío. Y eso era lo peor. Igual Mi Reina me dejó besarla en las mejillas.Cuando se apiada de mí, me manda a lavarme la boca. Pero debo haber estado como 10 minutos enjuagándome la boca sin que se fuera el gusto amargo. Sólo se suavizó un poco. Recién cuando Mi Reina me manda a cepillarme la lengua me sentí un poco mejor. Y me sentí mucho mejor cuando Mi Reina me dejó volver a besarla, aunque yo tenía miedo de dejarle gusto feo en la boca a Ella. Aún ahora, varias horas después y después de haber cenado y bebido mucho líquido, sigo con la boca con sabor raro y una sed infernal que no cede, por más líquido que tome. Debo admitir que es un castigo muy eficaz y que aprendí mi lección. Por eso, le estoy agradecido.

michifuz{} propiedad de Reina Oscura

michi!!! te olvidaste de contar cuando te decía que parecías un San Bernardo así todo baboso... jejeje
La verdad Cely que te pasaste cuando NO me quiera tentar con algún esclavito le pongo mucha sustancia x en la boca y ni ganas de tocarlo jajajja.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

eres muy cruel, eso no se hace, pobre pibe

michifuz dijo...

Gracias, Mi Reina, por educarme y enseñarme a servirla mejor.

A quien se preocupó por mi diciendo que Mi Dueña era cruel y que eso no se hacía, le agradezco su preocupación pero quisiera aclarar que:
1) Mi Reina puede hacer lo que quiera conmigo. Y yo le voy a seguir estando agradecido.
2) Cruel o no, sigo pensando que Mi Reina es muy dulce y que es maravillosa.

Anónimo dijo...

piibe michifuz, el hecho de que prestes tu consentimiento no significa que esta chica no sea cruel.

ES CRUEL por el acto que cometió contigo, independientemente de que estuvieras o no de acuerdo con dicho acto.

No debiste aclarar nada, es obvio tu parecer, lo respeto aunque no lo comparto, pero eso no la salva, ella es cruel, y contra esto no hay argumentación posible.

Anónimo dijo...

ANOnimo: Es posible leer por intermedio de sus sumisos, como los sodomiza??

butito dijo...

Señor Anónimo,

Ante todo, te aclaro que no conozco personalmente a Úrsula, lo que significa que no he mantenido con Ella contacto cibernético alguno. He preferido realizar esta aclaración, no fuera a ser que pensaras que yo formase parte de su grupo de sirvientes y que por esta misma razón hubiere salido en su defensa.

No obstante, yo no definiría su acto como delirio de crueldad. Más bien se trató, en mi opinión, de una acción que le permitió reflejar su Absoluta Superioridad sobre un esclavo que forma parte de su harem de mascotas. El esclavo puede y debe sentirse, por esta circunstancia, el hombre más feliz de este mundo. No existe pretensión que logre hacer más honrosa la actitud de un esclavo que la de saciar cualquier posible necesidad de su Ama. Es así como acaban asentándose las bases de cualquier vinculación entre un esclavo y su Dueña.

michifuz deberá quedar eternamente agradecido a su Reina, por ser de su propiedad y por poder gozar de una compañía tan marravillosa como la suya. Debe asumir su condición de hombre sumamente afortunado, sujeto a los intereses y caprichos de su Dueña. ¡¡Cuántos sumisos y esclavos soñarían con protagonizar una circunstancia así al menos una vez en sus vidas!!.

Lo siento, pero yo no lo llamaría crueldad, sino amor, bondad y/o delicadeza para con su esclavo, que buena fortuna posee permitiéndole serlo.

Claro que existen argumentaciones posibles, hombre. Lo extraño es que, después de visitar este sitio, aún no hayas comprendido lo maravilloso que pudiera llegar a ser formar parte de una experiencia tan inolvidable como la que ha descrito este esclavo.